Peinados para mujeres según la edad

En un artículo anterior vimos los tipos de peinados para hombre según la edad. Ahora es tu turno mujer; ¿pensabas que porque luces una cabellera larga, seductora y fina te ibas a escapar de esta clasificación? A continuación te presentamos los mejores peinados para mujer de acuerdo a la edad; como se advirtió en el anterior post, otros factores como la forma de tu cara y el grueso de tus cabellos determinan el impacto que un corte o peinado pueda generar.

Image by photorack
cabello mujerGeneralmente el cabello largo se asocia a las jovencitas mientras que el estilo corto está más ligado a las mujeres maduras. ¿Qué tan cierto es esto? ¿Acaso una mujer de cierta edad no puede llevar su melena tan larga como lo desee? (el sitio http://tipsdebellezaymoda.com/alimentos-que-ayudan-a-crecer-el-cabello-rapidamente/ menciona los alimentos que ayudan a crecer el cabello rápidamente, entre ellos están el salmón, la carne de res, la mantequilla de maní y la espinaca). Independientemente de estereotipos, lo cierto es que hay estilos que resaltarán más que otros, lo que te garantizará más miradas. Además, en el caso de las mujeres este tema es muy relativo porque así como a una mujer cierto corte o peinado la puede ayudar a verse más joven, el mismo estilo a otra mujer de la misma edad la haría ver avejentada, es por eso que trataremos de cubrir las generalidades para que te armes un mapa mental lo más preciso posible que te ayude a escoger el estilo que mejor te va.

 

Comenzando la vida
Cuando tienes entre 15 y 20 años no importa nada (o casi nada) de lo que hagas con tu cabello, siempre te vas a ver bien. Y aunque no te veas del todo bien, ¿quién está pensando en moda a esa edad? (de hecho pareciera que las mujeres piensan en moda desde que están en la cuna, pero bueno, si ese no tu caso omite este comentario). Esta es la mejor época para llevar el cabello largo y al natural; tu cabello es joven, por lo tanto todavía no requiere de los cuidados que en un futuro demandará para verse bien. La melena extensa y frondosa se presta para todo tipo de experimentos, en especial si te gusta hacerte trenzas. El sitio http://www.imujer.com/ presenta una larga lista de opciones al respecto; puedes escoger entre la trenza común, la coleta con trenza de espiga o la trenza vincha, entre distintas y exóticas presentaciones. A esta edad puedes combinar diversos colores; eres joven , nadie te va a criticar.

 

La etapa de los 20 a los 30 años
Comienza el despertar de tu feminidad; de a pocos vas dejando las cosas de niña y te vas convirtiendo en la mujer que serás el resto de tu vida. Al igual que la etapa anterior, aquí puedes seguir experimentando distintos cortes y estilos; descubres los tintes y tu cabello se convertirá en un camaleón sujeto a tus deseos y caprichos. El cabello largo se seguirá viendo bien, aunque también puedes probar con estilos más cortos. Un corte ondulado es perfecto para dulcificar tus rasgos. Si lo que quieres es verte más joven un corte a la altura de hombro es el más indicado para ti.

 

El camino hacia la total madurez
Entre los 30 y 40 años es muy raro que una mujer intente innovar algo de su apariencia. Los estilos clásicos se hacen frecuentes, no obstante no significa que no puedan seguir “jugando” un poco con su cabello. Si quieres reflejar esa mujer joven y moderna que sigues siendo sin irte a los extremos los cortes por debajo de los hombros o long bob son perfectos para ti. Si lo deseas, puedes llevar el cabello en capas, con ondas o completamente liso. En el sitio http://www.ellahoy.es/ vas a encontrar fotos de algunas “cuarentonas” bellísimas que han sabido sacar adelante su estilo sin poner en riesgo su imagen.

 

Llegando a la “Edad dorada”
Así es. La etapa que lleva de los 40 a los 50 es, para muchos, la mejor etapa en la vida de una mujer. No eres tan joven, pero tampoco estás vieja, y tu estilo será más reposado sin dejar de ser seductor. En esta época son frecuentes los cabellos cortos, aunque también es común cortes en capas que dan esa coqueta feminidad que se conserva con los años. Si quieres salirte de lo básico prueba un corte Bob, lo puedes lucir en capas, liso o rizado y flequillo. El bod corto y escalonado es más atrevido, y si lo llevas con las puntas hacia afuera o con efecto despeinado, al estilo Sharon Stone, de seguro te verías muy bien.

 

Las bodas de oro y pa’lante

La moda no se detiene con la edad, ¿Quién dijo eso? Solo te reinventas, vas descubriendo a la mujer que creías desaparecida. Es cierto que a estas alturas el cabello se hace más fino, se debilita y deteriora, por lo que el margen de maniobra se reduce considerablemente. Si quieres lucir una larga cabellera, por lo anteriormente expuesto no sería muy prudente, pero en cambio podrías intentar lucir un estilo pixie o garçon; te daría un aspecto juvenil y podrías añadir un poco de cera o espuma fijadora en la parte superior. Si prefieres irte por lo clásico, el pelo corto con volumen o en capas te brindaría una imagen colosal; si no lo quieres tan corto puedes llevar el cabello por arriba de los hombros.

Advertisements

Peinados para hombres según su edad

the-man-and-the-machine-1-527135-mImage by freeimages.com

¿La cabellera larga y abundante como un rockero o el estilo afro de los setentas? Quizá te guste algunos de estos estilos retro que causaron sensación en su época. Tal vez prefieras los peinados modernos, con el pelo parado o la cabeza totalmente rapada. A lo mejor tu look es más conservador y quieras un corte bajito o, a lo mucho, en forma de hongo. Cuando nos damos cuenta que vamos madurando empezamos a fijarnos en nuestro aspecto físico; lo que antes veíamos cool ahora nos parece estrambótico y queremos un cambio de imagen que vaya acorde con nuestra edad. El estilo no incomoda, y por eso ves a muchos sesenteros con cola de caballo andando por ahí; no obstante, si tu forma de ser es más “clásica” la siguiente información te puede dar una idea para que vayas moldeando tu proyección.

 
Vamos a ser un recorrido por las distintas décadas de tu vida; entre los 20 y los 30 años tu peinado se caracterizaba por el uso indiscriminado de geles y gominas que hicieran que tu cabello se mantuviera quieto gran parte del día. El cabello largo era normal aunque el estilo “cresta” empezaba a pisar fuerte en el mundo de la moda. Podías experimentar cualquier cosa y casi que cualquier cosa se te veía bien aunque en realidad no se te viera bien; eras joven y los preceptos sociales no importaban mucho. La caída del cabello ni siquiera se contemplaba, por lo que el pelo “levemente” alborotado, estilo recién levantado, era el look casual por excelencia que revelaba despreocupación e irreverencia.

Image by haircutsformen.org/

 
medium-buzzcut-for-receding-hairEntre los 30 y 40 ya empezaste a adquirir más conciencia acerca de tu imagen, no obstante seguías luciendo un peinado juvenil que le diera más frescura a tu imagen. Los geles y fijadores continuaban siendo elementos indispensables de tu aseo personal pero entendiste que un cabello que luciera demasiado húmedo podía restarte credibilidad en tu ámbito laboral. El cabello largo siguió teniendo gran acogida de tu parte, pero cuando te diste cuenta que las canas empezaban a asomar decidiste atenuarlo. A mediados de la década el cabello corto se convirtió en tu carta de presentación ante el mundo, aunque le decías a tu peluquero que te dejara largo en la parte de arriba para que pudieras “jugar” con él mientras experimentabas nuevos estilos, juveniles pero más aterrizados. La cresta de gallo ya no era una opción, a menos que quisieras hacer el ridículo. En esta época empezaron a ser familiares para ti términos como “peinado de marea baja”, “Larga Encima” y “zumbido cut” como alternativas de peinados, dependiendo de la estructura y el grueso de tu melena.

 
El recorrido que te llevó de los 40 a los 50 años fue algo traumático porque empezaste a ver la vejez más cerca de lo que habías imaginado alguna vez, aunque a estas alturas continuabas siendo joven. Los cambios extremos resaltan, en parte porque comenzaste a experimentar la pérdida de cabello y en parte porque decidiste hacer la separación definitiva entre tu época de juventud y tu edad madura. La cabeza rapada al estilo Bruce Willis te evitó la tediosa tarea de teñirte el cabello, además que te hacía lucir más “masculino”. La melena larga y ondulante se convirtió en un recuerdo, lo mismo que los productos que solías usar para definir tu peinado. El pelo corto te hacía lucir más “ejecutivo”, no importaba si lo llevabas peinado de lado o a la mitad. Las canas dejaron de importar porque te daban ese aire de experiencia que volvía locas a las jovencitas.

 
Este recorrido ficticio por las distintas “eras de tu cabello” es para darte ideas acerca del estilo que mejor te quedaría según tu edad, de todas formas debes tener en cuenta otras consideraciones como la forma de tu cara, las características de tu pelo y demás detalles en los que te ayudaremos a ahondar en próximas entregas. Recuerda, esto no es una camisa de fuerza, y si eres un cincuentero de cabello largo y te sientes bien así, pues adelante, que los prejuicios estéticos no te corten las alas.